Buscar
  • Alfredo Cam

ESF, solo con ver la sigla empezamos a temblar.

Una vez escuché a un Coach Financiero (Paula Condell) decir:


"no puedes trabajar sobre algo que no conoces o que no puedes ver"


Y se refería al temido ESF. podría doler la cabeza porque es una lata mandarlo al banco cada par de años, podría dolernos la cabeza del puro temor a enfrentar la realidad de nuestras finanzas, pero si lo vemos del lado positivo, es el inicio para saber en qué terreno estamos y cómo vamos a trabajar para mejorar nuestras finanzas.

Continuando con el artículo del lunes, Alfredo Cam, detalla de manera didáctica y clara los tipos de estados de situación financiera ESF tenemos. En cual estás tu?

Joaquin von Baer, Director comercial Blasting Group


Tal como describimos en el artículo pasado acerca de la importancia del estado de situación financiera de una persona para pavimentar su camino hacia la libertad económica, ahora nos iremos más en detalle a los tipos de ESF en los cuales podrías estar tú y en algunos indicadores cuantitativos de finanzas personales para que comiencen a evaluar que tan cercano o lejano están de sus objetivos y que cosas se podrían mejorar.

Recordemos que el ESF que usamos nosotros se compone de 6 conceptos: Activos, Pasivos, patrimonio neto, ingresos, egresos y flujo de efectivo.

La diferencia entre los activos y los pasivos es el patrimonio, que puede ser positivo o negativo y la diferencia entre ingresos y egresos en un período de tiempo es el flujo de efectivo que también puede ser positivo o negativo.

Veamos el ejemplo del artículo pasado:


Este ESF es óptimo (TIPO I) ya que la persona tiene Flujo de efectivo positivo de $470.000 mensuales y patrimonio positivo de 36 millones. Además, un tema muy importante: el 40% de sus ingresos son pasivos y provienen de sus activos, mientras que el 60% de sus ingresos son activos conseguidos por su empleo. Para ser libre financieramente, todos tus ingresos deben provenir de tus activos; cuando éstos se igualan a tus gastos, has conseguido ese anhelado primer objetivo. Esta persona está a un 50% de ser libre financieramente ya que consigue 1 millón de pesos de ingresos pasivos provenientes de sus activos y sus gastos mensuales son de 2 millones de pesos. Ahora el plan de esta persona debiera enfocarse en generar un millón de pesos más como ingreso pasivo para poder equipararlo con sus gastos mensuales.






ESF TIPO II: el flujo de efectivo es positivo pero el patrimonio es negativo. Esto ocurre porque las deudas superan al valor de los activos, probablemente las personas en este ESF están sobreapalancado o sobrendeudado pero aún es sano ya que genera más flujo del que gasta. El plan acá es enfocarse en llegar al tipo 1, invirtiendo en activos con el flujo de excedente positivo que tiene.


ESF TIPO III: el flujo de efectivo es negativo y el patrimonio es positivo. Este tipo de estado de situación es más crítico que el anterior, ya que todos los meses el flujo es negativo y se debe cubrir. Generalmente esa cobertura es con deuda de corto plazo (créditos de consumo, líneas y tarjetas de crédito) que va generando un círculo vicioso por los intereses generados. Cuando ya no podemos seguir cubriendo ese déficit con deudas cortoplacistas, generalmente se comienzan a desprender de los activos. En un principio y con el objeto de ordenar el flujo de caja podría ser una opción viable, no obstante, si la necesidad de enajenar activos es muy alta estamos a un paso de llegar al último y más crítico estado de situación.





ESF TIPO IV: el flujo de efectivo es negativo y el patrimonio es negativo. Lógicamente en este estado la situación es complicada. En resumen, todos los meses gasto más dinero que el que genero y mis deudas son mayores a mis recursos. Lamentablemente mucha gente vive en esta situación, en un estrés financiero constante que los nubla y no les

permite surgir. Si bien no es fácil dar una solución expedita cuando se ha llegado a esta situación, siempre deben tener claro que lo más importante primero es solucionar el tema del flujo de efectivo, es decir todos los movimientos y decisiones deben estar enfocados en achicar ese flujo negativo mensual que es muy dañino para la salud financiera. Si bien el patrimonio es negativo, podemos hacer un refinanciamiento de los activos, una repactación de los pasivos, algunos negocios que aumenten el flujo, disminuir los gastos mensuales, sólo ideas siempre llevadas a mejorar la ecuación de ingresos y egresos.


Una persona necesita vivir en el ESF tipo 1 para ser libre financieramente. Ese estado es un estilo de vida virtuoso, en el cuál todos sus ingresos provienen de la renta generada por sus activos y esos ingresos son superiores a sus gastos. El excedente de flujo de efectivo se sigue invirtiendo en más activos que generen renta. Volveremos a este tema cuando revisemos cómo elaborar un Plan de inversiones.

Alfredo Cam, Director de Finanzas Blasting Group

117 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo